Tendencia a la sostenibilidad del comercio minorista: 
moda lenta vs. moda rápida

 
moda-lenta-moda-rapida


El papel de las compañías en la sociedad está cambiando. Sobre la base de la globalización y las actividades internacionales de las empresas, los consumidores se centran cada vez más en la reputación de una empresa. El comercio minorista no es una excepción, teniendo en cuenta que la moda es uno de los contaminantes ambientales más importantes. Se podría decir que hoy en día estamos atrapados en un círculo vicioso que consiste en «extraer, fabricar y eliminar». En promedio se compra un 60 % más de ropa que hace 15 años, pero los artículos solo permanecen la mitad de tiempo en nuestro armario. Pero ¿a dónde va? Cada año se generan más de 15 millones de toneladas de residuos textiles solo en Estados Unidos. Esta cantidad se ha duplicado en los últimos 20 años.¹

Para ponerlo más en perspectiva: el impacto ambiental anual de la ropa de un hogar es equivalente al agua que se necesita para llenar 1000 bañeras y al carbono que se emite al conducir 9656 kilómetros con un coche medio.

 

El comportamiento de los consumidores está cambiando hacia opciones más conscientes 

Foto: Mak Remissa/Epa/REX/Shutterstock. Trabajadoras en una fábrica de ropa en Camboya.

Foto: Mak Remissa/Epa/REX/Shutterstock. Trabajadoras en una fábrica de ropa en Camboya.

Es obvio que esta industria tiene que cambiar, precisamente por este cambio en el comportamiento de los consumidores. Los consumidores pasan a ser más conscientes de sus compras, y tienen en mente el impacto que producen de forma más clara.  

Según un nuevo informe de la ONG británica Fashion Revolution², los consumidores de los cinco mayores mercados europeos (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España) tienen en cuenta el impacto social y medioambiental de las marcas de moda antes de comprar nada. ¿Qué asuntos tienen en mente mientras compran? La mayoría de los encuestados mencionaron la protección del medioambiente, el cambio climático y la pobreza mundial como los aspectos que más les preocupan. La generación de los millenials juega un papel fundamental en este proceso de cambio. A pesar de que se les critica por tener características egoístas y por exigir determinados derechos, son ellos los que lideran las tendencias ecológicas actuales. ³

Además, un informe del sitio web de búsqueda de moda Lyst, en el que se han producido más de 100 millones de búsquedas durante el último año, muestra un aumento del 47 % en las búsquedas que combinan estilo y ética, como el «cuero vegano» y el «algodón orgánico». Asimismo, la percepción de lo que significa moda sostenible ha cambiado y ya no es algo que deba parecer «básica», «de la antigua escuela» y quizá un poco «hippie». Hoy en día, se pueden encontrar muchas marcas sostenibles que también siguen las tendencias de la moda, pero teniendo en cuenta que los diseños se hacen con mayor duración para sacarles el máximo provecho.

 

Cómo la sostenibilidad está cambiando la moda

Las empresas de moda han empezado a aceptar la importancia de la sostenibilidad, y por ello 42 de cada 100 marcas de moda en 2017 ha empezado a revelar información sobre sus proveedores. Una de las mayores fuerzas que lideraron el movimiento de sostenibilidad fue el aspecto de la diferenciación.⁴ Un buen ejemplo de ello es la marca Patagonia, que ha sido capaz de crear una enorme y fiel base de clientes, ya que se centraba exclusivamente en aspectos sostenibles, incluyendo el desarrollo de productos, campañas y la participación en iniciativas de mayor responsabilidad social.

 

¿Cuál es la diferencia entre la moda lenta y la moda rápida?

- ¿Qué es la moda lenta? ©  Who What Wear

- ¿Qué es la moda lenta? © Who What Wear

El portal Green Fashion Week⁵ define la moda rápida como «el proceso de imitación de tendencias y estilos de los grandes nombres de la pasarela». A menudo se fabrican a un precio bajo, lo que permite a los clientes acceder a estos artículos rápidamente. Se pueden producir hasta once colecciones diferentes cada año, pero los artículos siguen teniendo un precio muy bajo. ¿Por qué? Posiblemente debido a la técnica poco ética utilizada para producir la mayoría de esas prendas. La mayoría de las marcas de moda rápida fabrican en lugares como Bangladés, Camboya e Indonesia utilizando mano de obra barata, donde los empleados no ganan mucho más de 12 dólares al mes. Por no hablar siquiera de sus impactos medioambientales negativos.

Por otro lado, existe la «moda lenta» cuyo objetivo es disminuir la velocidad de producción y consumo, y crear una mayor apreciación de la compra del cliente. Vive bajo la premisa de calidad y longevidad basada en el diseño y la compra de materiales orgánicos o reciclados. Fomenta los salarios justos, la reducción de la huella de carbono y la ralentización de los programas de producción.

 

Diferentes maneras de actuar de forma sostenible

Hay varias maneras en las que las marcas de moda contribuyen a acciones más sostenibles. Una de ellas es crear consciencia sobre el tema, lo cual se puede ver en Lacoste⁶ La campaña «Salvemos nuestras especies» representó una forma innovadora de aumentar el compromiso con la conservación de las especies, ya que sustituyó su emblemático logotipo de cocodrilo por el de 10 animales en peligro de extinción como el tigre de Sumatra o la iguana de las rocas de Anegada. Algunas marcas aportan ciertos porcentajes de ingresos a organizaciones que apoyan actividades de responsabilidad social. Algunos argumentan que este camino no es sostenible y que estas marcas fingen serlo, lo que en inglés se conoce como «Greenwashing». Dado que la tendencia ecológica se ha intensificado en los últimos años, empresas como H&M y Zara han puesto en marcha un programa de reciclaje con el que los clientes pueden llevar ropa vieja y recibir un vale para comprar ropa nueva. ¿Realmente crees que eso es sostenible? Hay mucho debate al respecto.

La marca de zapatos TOMs⁷, por ejemplo, da por cada par de zapatos que vende un par a un niño necesitado. A lo largo de los años, el concepto se ha extendido a la venta de gafas de sol (que proporcionan protección óptica en los países en desarrollo), granos de café (TOMS Roasting Co. compra sistemas de apoyo de agua en siete países) y así sucesivamente. Su lema lo dice todo: Uno por uno. 


Lo todo

Campaña de la marca de moda sostenible Armedangels

Campaña de la marca de moda sostenible Armedangels

Otros van más allá e integran el pensamiento sostenible en todos los aspectos de la cadena de suministro: el uso de materiales orgánicos y ecológicos, la producción en fábricas que proporcionan unas condiciones laborales buenas y éticas, y la búsqueda de formas cada vez más innovadoras de seguir adelante. Armedangels se comprometió a utilizar materiales reciclados y recursos renovables. Esto es probablemente lo que más se acerca a ser una marca sostenible. Pero ¿se puede considerar que la ropa es realmente sostenible cuando se fabrica de forma ética y respetuosa con el medioambiente, pero se transporta en avión por todo el mundo, lo que repercute en mayores emisiones de CO2? ⁸

  

Lo cierto es que...

no es posible comprar artículos de moda sin un impacto negativo, aunque sea poco. Las tiendas web sostenibles pueden ofrecerte las mejores marcas con un pensamiento consciente, pero tienen que enviarte los artículos de todas formas.

No hay manera de hacer todo bien, pero seguramente la moda tiene una gran influencia en la forma en que nuestro medioambiente se formará y evolucionará.

¿Qué piensas de las marcas que integran el pensamiento sostenible? ¿Tienes en cuenta los procesos de producción o las cuestiones medioambientales antes de comprar nuevas prendas de vestir? ¡Háznoslo saber en los comentarios!

Referencias

 ¹ The Balance Smb ; ² British NGO Fashion Revolution ; ³ The Ecologist ; ⁴ Business of Fashion ; ⁵ The Green Fashion Week ; ⁶ Lacoste ; ⁷ TOMs ; ⁸ Eluxe Magazine


sustainable-retail-technologies

¿Sabías que puedes ser un poco más sostenible utilizando nuestras tecnologías de venta minorista?

Puedes dejar de generar residuos de papel al no imprimir las directrices de comercialización visual. Puedes reducir las emisiones de CO2 que se generan cuando se envían estas directrices a cada una de las tiendas. Puedes ser más respetuoso con el medioambiente si viajas menos. En lugar de visitar cada tienda individualmente, puedes ver los comentarios de la imagen de forma digital. Ponte en contacto con nosotros para saber cómo MockShop y ShopShape pueden beneficiarte en tus procesos de venta minorista y ayudarte a ser más ecológico en tu negocio.

Con nuestra tecnología de sala de exposición digital SampleRoom, se desperdician menos productos de muestra al crear colecciones mayoristas digitales.

 
Visual RetailingComment